29/6/15

Como los simios

No hay comentarios :

Dice el letrero de la fotografia:
 Es de sentido común llevar las basuras al contenedor y no dejarlas en la puerta de los demás. 
Y por muy increíble que pueda parecer, este Hotel de Entidades (un lugar donde aquellas asociaciones y organizaciones civico-culturales que no tienen ánimo de lucro pueden tener su espacio desde el cual llevar a cabo, gestionar y potenciar sus propósitos) situado en la calle Lorençana, se encuentra dia sí y otro también con este regalito ofrecido por algún o algunos descerebrados.
Estamos sufriendo una constante pérdida de valores.
No hables de civismo, porque solamente recibirás una sonrisa cargada de sarcasmo como respuesta.
Y el caso es que como dicen los antropólogos, la especie (como muchas otras) tiene sus límites y por mucho que tratemos de olvidarlos, nuestras ciudades no son precisamente el ámbito mas amable para no traspasar esos límites.
La única posibilidad de poder sobrepasar esos límites sin que exploten los riesgos asociados es la educación cívica. Si,si, aquello tan olvidado de permitir salir antes de entrar, de ceder el paso a las personas mayores o el que circula por la derecha, de ayudar a una persona mayor o a una señora con un carro de la compra y un montón de "ridiculeces" (así se valoran según en que círculos) más.
Hay una límite de personas posibles por kilómetro cuadrado, mas allá del cual, el conflicto está cociéndose en el horno.
En las ciudades ya hemos sobrepasado ese límite. Somos demasiados, vivimos apretados y no nos respetamos.

Si no hay educación cívica, aquella que surge de la racionalidad humana, entonces se impone la ley de la selva. Una ley muy desagradable que vierte sangre cuando el pacto se acaba. Nuestros primos (los simios) la practican con una fiereza y contundencia que pone la piel de gallina.


28/6/15

Los amigos

No hay comentarios :

Mañana 29 será la celebración onomástica (permitidme que no hable de santos) del Pere (Pedro) y anticipándonos un poquito ayer, tuvimos el placer de compartir con la pandilla unas horas y una excelente comida (arroz con pajaritos) en su casa.
Un lugar muy especial por estar impregnado del sabor de una época en la que coincidimos como apasionados de la cultra del bonsai; unos siguen con ello, mientras que para mi, como casi siempre en mis cosas, es un hermoso recuerdo pero al mismo tiempo una etapa ya quemada.
Comer en esta época del inicio veraniego, rodeado de futuros bonsais y otros ejemplares que ya lo son, bajo la sombra de un amoroso níspero y con la suave brisa que nos llega del Mediterráneo es un nirvana incomparable con otros posibles en este mundo cada vez mas roto.

El texto en la foto, para los que no conocéis el idioma catalán dice:  Si quieres formarte un juicio sobre alguien, observa quienes son sus amigos. Y en este sentido, cuando los veo a ellos, abandono cualquier forma de modestia y me atrevo a pensar que debo ser una excelente persona. Si no es así, por lo menos sé que debería serlo.

20/6/15

Bahuhaus un trato exquisitamente asqueroso.

No hay comentarios :


Se trataba de comprar un adhesivo para plásticos y evidentemente para eso no iba a desplazarme a las afueras de la ciudad, pero como quiera que también debía hacer un cambio en la tienda vecina (Media Markt) pues aproveché.
Una vez visitada la estantería correspondiente, me dirijo a la caja para pagar y complemento la compra con un tarro de citronela para espantar mosquitos. Importe total: 11,24 €

La cajera, una jovencilla muy risueña, me canta el importe y -cosa que casi nunca hago- me dispongo a pagar en efectivo en vez de tarjeta. Le entrego un billete de 20 € y le digo que espere que puedo ofrecerle algo de moneda, para aligerar el cambio. De ese modo me podrá devolver solo un billete de 10 €
Le añado pues una moneda de euro (la única en el bolsillo; las otras eran de dos), una de 20 céntimos, una de 2 céntimos y dos de un céntimo.
Coloca todo en el cajón y me devuelve 8 euros.
Le indico que es incorrecto y lo discute afirmando que le he dado solo 24 céntimos. Le digo que no y le hago ver que incluso así el cambio sería incorrecto. Rectifica y añade 1 euro.
Le insisto en que le he dado 21, 24 y que por lo tanto debe devolverme 10,-

Ni corta ni perezosa y sin siquiera mirarme, usa el teléfono y llama a una encargada. Empieza la espera. Yo, con una sensación de ridículo nada agradable.
Al cabo de un momento llega la encargada y la cajera le pone en antecedentes:
_Espere unos momentos señor, que visionaremos el vídeo de la cámara y veremos que le ha dado a la cajera_ dice con un tono robótico y cierta pose de fastidio.
El visionado de la supuesta cinta, me supone 6 minutos de espera. Los clientes posteriores a mi en la cola, mirándome como si fuera el típico estafador de métodos picarescos.
Vuelve la encargada para decir con cierta cara de pitorreo que no se aprecia con suficiente claridad en el vídeo, las monedas que entrego.
Protesto.
La solución que me ofrece es que espere, que la cajera procederá a cuadrar la caja y que si sobra un euro, me lo entregarán de inmediato.
Respondo que me parece una incomodidad tener que esperar a esa operación por un miserable euro.
Responde que si no quiero esperar y al final sobra el euro, me llamarán y lo podré venir a buscar.
Mi respuesta fué tajante:

Señorita, como quiera que no pienso volver a esta tienda tan cargada de amabilidad y atención al cliente, a no ser que me vaya la vida en algo que necesite, como usted comprenderá, menos aún y por un euro no voy a volver aquí desde el centro de la ciudad. El euro debería sobrar. Vayan ustedes a la máquina y tómense un café a mi salud.

Imagen: Google Maps Street View

16/5/15

Sobre el ejercicio saludable

No hay comentarios :

Si quieres podemos hacer un símil entre el deporte y sus diferentes disciplinas y la religión y sus diferentes credos.
Los deportes nos agrupan dentro de cada una de sus disciplinas y así hablamos de atletas, futbolistas, escaladores, nadadores. Todos ellos tienen sus federaciones, sus reglamentos, sus diferentes instituciones, sus presidentes y diferentes escalafones.
Del mismo modo las religiones. Tenemos a cristianos, musulmanes, judíos, zoroastrianos, sintoistas, budistas, hinduístas etc.etc. Todos ellos tienen sus doctrinas, mandamientos, prohibiciones y diferentes formas de disciplinas. Tienen también sus jerarquías sacerdotales, instituciones, etc.
Aunque podemos hacer deporte por un buen número de razones, quizás la mas extendida es la razón de que favorece nuestra salud corporal y mental. Ya sabes: mens sana in corpore sano.
En cuanto a la religión, suele ser muy extendida la idea de que favorece esa salud del alma que se conceptúa como algo que requiere "redención" Algo cuya salud, también hay que cuidar.

En ambas cuestiones,deporte y religión hay un punto de coincidencia muy interesante. Es éste:
Cada vez mas seres humanos se alejan del deporte en cuanto a disciplina competitiva y sin embargo practican el ejercicio del cuerpo, mediante las diferentes técnicas gimnásticas, o bien el correr, andar, nadar, etc. sin otro ánimo ( ni por asomo el competitivo) que el de cuidar su cuerpo y mente.


Pues bien; también tenemos el reflejo de esta actitud vital, en el cuidado del alma:
De forma similar, cada vez más seres humanos se alejan de credos compartimentales y prefieren practicar si clasificarse ni ser excluyentes, del mismo modo que otros practican ejercicio sin competir desde las federaciones deportivas.
Son los meditadores. Aunque obviamente la pueden tener, ellos no necesitan el equivalente de una federación, institución o jerarquía. Ellos cuidan su alma mediante la gimnasia de la introspección meditativa, el recogimiento, la contemplación y una vida donde la compasión por cualquier ser viviente es el eje central de su atención; eje que no persigue otra cosa que la felicidad gire alrededor del ser humano. Sí, porque la auténtica liberación no es otra cosa que una permanente sonrisa.

10/5/15

Ser fotógrafo y no morir en el intento.

No hay comentarios :
Lo peor que puedes hacer con un aficionado a la Fotografía, es calificarlo. Buen fotógrafo o mal fotógrafo, además de ser una clasificación que suele salir de las bocas inadecuadas, demasiadas veces es injusta, imprecisa y casi siempre sin una base sólida sobre la cual sostenerse. En cualquier caso, lo que me atrevería a dar por seguro es que no le hace favor alguno. Ni en el caso de una apreciación positiva (bueno) ni en la negativa (malo).
A lo largo de tres décadas me he ido relacionando con aficionados de toda índole y he procurado ser cercano y disponible. Las personas que me conocieron en algún curso de iniciación en los años 80' saben perfectamente que hoy atendería cualquier consulta que quisieran confiarme y que les ayudaría en lo que fuese y estuviera al alcance de mi mano y conocimiento.
Ansel AdamsAnsel Adams
He visto la trayectoria de algunos de ellos que se han convertido en  apreciados reporteros gráficos de prensa, he visto a otros que han asumido la responsabilidad profesional y han montado su propio estudio y por supuesto he visto los que han convertido su afición en la máxima representación de su ego y la han convertido en un combate constante en lucha permanente con los egos de su alrededor. Los he visto sufrir lo indecible, por causa de la decisión desfavorable de un jurado de concurso. Los he visto sufrir por no tener la Canon más grande y el zoom más gordo y potente.
Sabemos lo que cuesta mantener controlado a ese "pequeño monstruo interior" que llamamos ego y la gran efervescencia que las redes sociales han dado a la actividad fotográfica han multiplicado el problema de forma exponencial. Ahora, aquellos que no conectaron con la parte luminosa de la afición, ya tienen mas motivos para sufrir:
Santo cielo!  Mi foto ha recibido en el Facebook quince "me gusta" menos que la de ayer.
Dios mio!  Hoy, no he subido ninguna foto a mi fotoblog.
Joder! Estos ignorantes que me siguen en el Flickr, no me han marcado la foto de Melisa como favorita, Tendré que cambiar de red.

Yo empezaría por olvidarme de eso de buen/mal fotógrafo. Lo dejaría para el mundo profesional donde esa valoración es muy muy, pero que muy clara: 

Tienes trabajo? Tu caché es alto y cobras suculentas facturas? - eres bueno 
No tienes trabajo? Tu trabajo es de poco calado y tu cartera de clientes no crece? - eres malo.

Déjame cambiar el calificativo y sustituir la palabra "bueno" por este otro calificativo: "interesante". 
Eres un fotógrafo interesante:
•Porque no solo quieres aprender técnica fotográfica, sino que te inquieta el pensamiento de los diferentes autores de la historia de la fotografía y tratas, no de imitar su estilo, sino de entender porque lo tenían. Lo mismo para tus contemporáneos o actuales.
•Eres interesante porque no eres un fotógrafo "butterfly" que voletea picoteando de flor en flor, es decir; de tema en tema, según el momento o tendencia del arco de actualidad. Al contrario; tú tienes tu proyecto propio, muy meditado y planificado y buscas no obtener una foto llamativa, sino un conjunto o colección de imágenes relacionadas entre ellas y que responden a lo que el proyecto demanda. Esto no es fácil; lo es mucho más para el profesional porque es su cliente el que le impone y demanda. Sin embargo los aficionados deben estrujarse la sesera en busca de aquello que quieren realizar.
•Eres interesante porque tu proyecto o proyectos no son cajones cerrados o libros acabados. Viven y crecen contigo y son una parte de ti.
•Eres interesante porque entiendes que debes seguir aprendiendo. No te ves "buen fotógrafo" pero si te reconoces como un entusiasta y sabes que no sabes nada.
Te deseo de corazón un feliz trayecto. al fin y al cabo, esto último, ser y hacer felices a los demás, es lo verdaderamente importante.