Como está el mundo! »

Orión preparada


Orión, está preparada para su primer vuelo de prueba.
La nueva nave concebida para enviar exploradores humanos al espacio profundo, más allá de nuestro satélite natural, está dispuesta.
Despegará el próximo 4 de diciembre, impulsada por un cohete Delta IV desde el Complejo Espacial 37 en Cabo Cañaveral.
Estamos hablando de un vuelo destinado a realizar primera pruebas de seguridad. Evaluaciones de los sistemas de lanzamiento, reingreso a muy alta velocidad, escudo térmico, aviónica, paracaidas etc.
Alcanzará en sus órbitas 15 veces la altura de la ISS y reingresará a una velocidad de 20.000 km/h preveiéndose  que su escudo alcanzará los 4.000º C

Orión es hoy por hoy, el vehiculo destinado para las misiones que nos llevarán hasta algunos asteroides y a Marte.

Mission: Orion Flight Test
Fecha de lanzamiento: Dic. 4, 2014
Hora de lanzamiento: 7:05 a.m. EST
Ventana de lanzamiento: 2 horas, 39 minutos
Lugar de lanzamiento: Space Launch Complex 37, Cape Canaveral Air Force Station, Fla.





El sello de la tumba de Tut


Neb-jeperu-Ra Tut-anj-Amón es mucho nombre para un faraón que solo empezó a ser considerado a partir de que en 1922 Howard Carter descubriera su tumba intacta. Quizás por eso, además de llamarlo simplemente Tutankamón, muchos prefieren abreviar aún más y hablan del "Rey Tut"
Fué, lo que los egiptólogos llaman un faraón menor, aunque en su defensa no debemos olvidar que no tuvo tiempo de dejar una posible impronta histórica relevante porque murió con 19 años de edad. Una edad en la que, tres milenios después, la mayoría de nuestros jóvenes aún no saben bien hacia donde encaminar sus vidas.
Tutankamón era fruto de un incesto ( hijo de Akenatón y su hermana Kiya*) y consecuentemente tenía serias dificultades de salud, además de presentar rasgos feminoides y ser cojo por mal formación. No tenia mucho de bello, como su famosa máscara de oro pretende mostrar. No deja de ser paradójico que aquella cultura a la que consideramos singularmente avanzada en arquitectura, astronomía e incluso en medicina, pensara que la consanguinidad favorecía la pureza de la estirpe.

Pero, hoy quería simplemente mencionar la fascinación que siempre me ha producido la fotografia, tomada por el quipo de Carter, poco antes de entrar en la tumba. Un cierre  hecho con un sencillo cordaje anudado y sellado con arcilla. Detrás de él, innumerables piezas de oro y un tesoro arqueológico de valor incalculable. Permaneció intacto durante 3.245 años.

*Algunos científicos dudan de que fuera Kiya, pero parece seguro que si no fue esa hermana de Akenatón, fue otra cualquiera de las cinco conocidas e hijas de Amenhotep III y su consorte Tiye

A la búsqueda de otra especie humana.


El estudio del genoma de dos parientes de los humanos actuales que se extinguieron hace 30 mil años, nos acerca cada vez más a cómo era la relación entre las diferentes especies humanas que vivían por aquellos tiempos en el mundo. Según la información actualizada del genoma de los neandertales y de los denisovanos, estas especies se reproducían entre sí y con los Homo sapiens de hace 30 mil años, mucho más de lo que se pensaba.
El pasado 18 de noviembre se presentó el genoma de dos especies humanas que convivieron con la nuestra hasta hace unos 30 mil años atrás, se trata de los neandertales, que vivieron principalmente en Europa, y de los denisovanos, que habitaron gran parte de Asia. La presentación fue en las conferencias sobre ADN antiguo en la Royal Society, en Londres.

Los resultados sugieren que estas antiguas especies se cruzaban más seguido de lo que pensaba, e incluso se llegó a descubrir un segundo grupo humano asiático antes desconocido, cómo había ocurrido hace unos años con los denisovanos, que tampoco tienen muchos fósiles para identificarlos, sino apenas unos fragmentos de los cuales se ha obtenido el ADN.

Lo que comienza a sugerir es que estamos mirando a un mundo tipo El señor de los anillos, dónde había muchas poblaciones de homínidos diferentes al mismo tiempo, dice Mark Thomas, genetista del University College London, asistente de las conferencias.
Los primeros genomas publicados de neandertales y denisovanos, revolucionaron el estudio de la historia de nuestros antepasados prehistóricos, no sólo porque demostraron que estos grupos se cruzaban entre sí y con nuestros ancestros directos Homo sapiens, sino porque nos ayudó a comprender mucho más de cómo eran físicamente, y cómo se relacionaban con su mundo. Sin dejar de lado que contribuyó mucho al conocimiento de la diversidad genética de la población viva actual.

Sabemos que todos los humanos que se originiaron fuera de África tienen un 2% de genoma heredado de los neandertales. Algunas poblaciones de Oceanía, como por ejemplo los habitantes de Papúa Nueva Guinea, y los aborígenes australianos, comparten un 4% de su ADN con los denisovanos.

Pero esos primeros resultados estaban basados en secuencias genómicas de baja calidad, con errores y baches. Con el tiempo se han producido versiones mucho más completas de los genomas de neandertales y denisovanos, que igualan en calidad a las que se tienen de los humanos actuales. Todas obtenidas a partir de huesos fósiles.

Así se pudo ver que también los neandertales y los Homo sapiens de China y otras partes del este asiático tenían relaciones con los denisovanos. Pero lo más sorpresivo que se mostró en estas conferencias, fue que los denisovanos también se reproducían con otra población de humanos antiguos que vivían en Asia hace unos 30 mil años, de la cual no se tenía noticias. No eran denisovanos, ni neandertales, ni Homo sapiens, sino unos humanos nuevos y desconocidos a los que todavía no se ha nombrado, ni de los que tenemos el menos rastro fósil.

Al menos que se sepa, ya que posiblemente se lo termine identificando con alguno de los miles y miles de fragmentos que se tienen, y no se sabe a qué especies pertenecen con exactitud. Habrá que trabajar mucho ahora para identificar a ese nuevo grupo, como ocurrió con los denisovanos.

Fuente: Nature via sinapsit.com
Imagen: Vikimedia

1978 Selfie

Cuando los selfies, no se llamaban selfies...
En 1978 cuando tomé esta fotografía, aún no había cumplido los 29 años. Faltaban unos meses. En aquellos días estaba ya trabajando en el local que iba a ser mi primer establecimiento. Una pequeña tienda con un estudio diminuto y un laboratorio poco equipado en la parte superior, en un altillo. Eso era el primer establecimiento.


La foto está tomada en casa y se me antoja el símbolo perfecto de aquel momento. Llevaba ya, mas de diez años practicando la fotografía. Era un autodidacta, con lo que suponía eso en aquellos tiempos en que Internet no estaba ni en la imaginación de nadie. Ese montón de revistas -todas ellas extranjeras- eran mi fuente de información. Los libros, no abundaban. Era una constante espiral formada por partes de de prueba y error. Carísimo procedimiento entonces.
La foto se compone de mi imagen reflejada en un espejo, las revistas mencionadas y detrás puedes ver algunas tiras de negativos colgando y una ampliadora.
Entonces no lo sabía, pero estaba a punto de perder la libertad cotidiana del fotógrafo libre, para pasar a ser el esclavo de las necesidades de mis clientes. Pasarían 26 años hasta volver a recuperar esa libertad. 
  • También vivo en las redes sociales: